Archivos Mensuales: marzo 2015

Ruta por el Paraíso Olvidado

Es tiempo de primavera. Las flores de San José anuncian la llegada no del buen tiempo, pero si por lo menos de algún que otro día de sol. Tiempo ideal para caminar y disfrutar de la naturaleza.

Allande y El Valledor, no son lugares turísticos, sus rutas de senderismo son poco conocidas y transitadas, en definitiva que pocos son los que llegan a estos alejados e incomunicados parajes. Quizás por ello resulta mas sorpredente.

Sin embargo El Valledor tiene muchos secretos celosamente guardados por sus montañas. Hoy vamos a hablar de uno de esos secretos. La ruta que proponemos es altamente recomendable por su baja dificultad y porque es un regalo para los sentidos en las cuatro estaciones.

collada

 

El punto de partida es Collada, hermosa aldea de A Parroquia Nova de El Valledor, que luce bien conservada con excelentes ejemplos de arquitectura tradicional. Salimos de Collada por el camino que lleva a Trabaces y a lo largo de este camino vamos dominando distintas vistas sobre el valle y encontramos un “couso”. Este ingenio es una antigua trampa para lobos, que consiste en un cercado de mampostería de piedra, que suele aprovechar la pendiente del terreno y así consigue engañar la percepción del lobo, el cual atraido por un señuelo que ponían en el interior, no duda en acceder para darse un festín. Sólo cuando esta dentro cae en la cuenta de que la pared que saltó sin problemas para entrar, es imposible de saltar para salir. También podemos divisar en las laderas de fuerte pendiente algún cortin, elemento etnográfico característico de esta ancestral tierra de osos, siendo su principal función evitar el ataque del oso al colmenar.Aguanes desde el Couso de Collada

Continuamos por el estrecho camino entre paredes de piedra  y casi sin darnos cuenta llegamos a Trabaces.

Trabaces, se encuentra por completo abandonado en la actualidad, la falta de acceso rodado dicen que determinó el destino del pueblo y sus habitantes. Se trataba de un hermoso pueblo, que fue víctima del devastador incendio que calcinó buena parte de El Valledor en el año 2011, pero por fortuna hoy conserva dos excelentes casas, que desafían el paso del tiempo y el fuego y son la prueba de la grandeza de las gentes que habitaron estas tierras.

 

FotografíaFotografía

Salimos del pueblo por el camino que conduce a la braña y seguimos por el mismo hasta llegar al Río. Cruzamos un puente en no muy buen estado, y a continuación hay una parte del camino en la cual los brezos y las escobas nos “acarician” a nuestro paso, hecho que hace la excursión más aventurera. El camino va ganando altura de forma casi inaprecibale hasta encontrarnos otra vez con Trabaces, esta vez en la ladera de enfrente. Desde este punto se divisan muy bien las extensas “cortias”, la pendiente de las mismas, y se imagina uno la dura vida de sus antiguos moradores de este pueblo.

Fotografía

Los bosques de centenarios robes y castaños nos anuncian un pueblo cercano, y en pocos minutos, alcanzamos Aguanes, pueblo de buenas aguas segun reza el dicho “buenas aguas en Aguanes”.

Este pueblo llama poderosamente la atención. Sólo es accesible a pie y aun así sorprende que en la actualidad cuente con 7 habitantes, entre ellos tres niños. Sus moradores viven en la compañia del oso y el lobo, en un paraíso en el que reina la tranquilidad más absoluta, rodeados de montañas vírgenes. Parajes en los que habitan animales tan grandes como el oso o tan pequeños como la lagartija serrana, que refleja por una parte la calidad ambiental del lugar y por otro el microclima de esta zona de Asturias, dónde son frecuentes veranos muy calurosos.

P1040772

Salimos de Aguanes por el camino que conduce a Rubiero, en el cual se ven las marcas de “as rodas del carro del pais”. Hechamos la vista atras, observando Aguanes desde otra perspectiva, es realmente precioso el paisaje e inevitable la reflexión….. ¿Cómo se puede vivir hoy día en este paraje? ¿Qué es lo que lleva a la gente a regresar a los pueblos mas aisaldos, sin electricidad, internet, agua, y las comodidades que ofrece la ciudad? ¿Cuáles son los beneficios de vivir aqui?.

ana, aguanes y rubieiro 465

Preguntas que quizás nos puedan responder sus jóvenes habitantes, para los cuáles intuímos que los más importante es la paz y la tranquilidad ya que a la entrada del pueblo una curiosa señal nos recuerda que se prohibe el paso a motos y coches. Continuamos y el camino nos lleva en suave descenso primero al Río Trabaces, y tras cruzar otro puente y en pocos minutos nos encontramos al lado del Rio Oro. Solo resta regresar a Collada bien a pie o bien en coche, para lo cual hay que dejar un coche en la Ponte de Veiga.

ana, aguanes y rubieiro 478

Este es uno de los secretos más sorprendentes de Allande. Porque a veces lo turístico no es lo más bonito.